Notas sobre el madrigal "Ojos claros, serenos" de Cetina

by Donald McGrady
Citation
Title:
Notas sobre el madrigal "Ojos claros, serenos" de Cetina
Author:
Donald McGrady
Year: 
1997
Publication: 
Hispanic Review
Volume: 
65
Issue: 
4
Start Page: 
379
End Page: 
389
Publisher: 
Language: 
English
URL: 
Select license: 
Select License
DOI: 
PMID: 
ISSN: 
Abstract:

 

NOTAS SOBRE EL MADRIGAL "OJOS CLAROS, SERENOS"
DE CETINA
DONALD McGRADY
University of Virginia
(131)
Segun J.B. Avalle-Arce, "el madrigal de Cetina fue una de las
poesfas mas famosas en los siglos XVI y XVII," Yse le conocen cantidades
de imitaciones, ante todo en escuetas alusiones a los "ojos
serenos" de la amada (412).1
1 Para las imitaciones, veanse Dfaz-Plaja (110); Avalle-Arce; y Tomer (299302).
La lista de las inftuencias podna alargarse considerablemente. Asi, por ejemplo,
Lope de Vega evoca "tus serenos ojos" en su novela Arcadia (213), y "sus ojos serenos"
en Peribtiiiez y el Comendador de Ocana (v. 1047). Gongora imita la feliz locuci6n de
Cetina, pero generalmente en forma modiflcada: "claras lumbreras de mirar seguro"
(soneto 217) y "tu mirar sereno" (soneto 301); cuando la reproduce al pie de la letra,
es para parodiarla: "sus dos serenos ojos, / tan serenos que le tienen / romadizado y
con mocos" (romance 65, p. 180).
379
380 Donald McGrady HR 65 (1997)
El contenido del poemita no es tan superficial como podrfa parecer
a primera vista: en los tres versos iniciales, el poeta se dirige
a su dama bajo la metonimia de sus bellos ojos, quejandose de su
desden; en los cuatro siguientes, trata de persuadir a la hermosa
de que no 10 mire airada, porque asf se ve menos linda; mas ya en
los renglones finales el vate se resigna a que ella siga rabiosa (parece
que los "tormentos rabiosos" aluden igualmente a los dos protagonistas,
por razones contrarias: por el amor de el, y por el desamor
de ella), y decide que prefiere el desprecio de su adorada a
que ella 10destierre de su presencia. El tema se presenta, pues, en
la mitad de la pieza, en los versos 4 a 7, y tiene el interes de contradecir
un lugar corruin poetico: que la amada se ve mas hermosa
cuando esta enojada."
La musica de la composici6n es excelente, con predominio del
susurro de las eses (aunque tambien se destacan las emes y las
erres), de las vocales profundas a y 0, y del diptongo ai. La rima
de ira con mira (vv. 5-6) insimia que cada vez que aparece el
vocablo mirar-nada menos que siete veces-, se ha de entender
que el sustantivo ira va incluido en ese verbo. El tema de la ira
de la dama halla perfecta expresi6n en el ritmo quebrada del
poema: renglones de siete sflabas alternan libremente con otros
de once, los acentos fuertes caen irregularmente en los versos de
arte mayor (fuera de los obligatorios acentos en las sflabas 6 y 10,
los renglones 2, 3, 5, 7 y 10 son todos diferentes en su acentuaci6n),
y hay dos modelos distintos en cinco versos de arte menor (la
acentuaci6n es 1-3-6 en los identicos renglones 1 y 9, y en el 8;
4-6 en los 4 y 6).
Casi todo 10 que se ha escrito sobre este madrigal se propone
dilucidar sus fuentes de inspiraci6n. AI parecer, fue Julio Cejador
2 La expresion mas clara que conocemos de este topico se encuentra en El alcalde
de Zalamea de Calderon: "Si las mujeres hermosas / supieran cuanto las hacen / mas
hermosas el enojo, / el rigor, des den y ultraje, / en su vida gastanan / mas afeite que
enojarse" (vv, 381-86). En Peribtiiiez y el Comendador de Ocana de Lope, dice don
Fadrique que el enojo de Casilda aumenta su belleza (vv, 1248-57). Vease tambien
Placida y Vitoriano de Juan del Encina, donde el dice de ella: "Si en placer esta muy
bella, / tan hermosa esta con ceno" (vv. 820-21). Hay un paralelo en el Venus and
Adonis de Shakespeare, donde el enfasis recae sobre la guapeza de el, y por 10tanto
se le aplica el principio: "pure shame and aw'd resistance made him fret, / which bred
more beauty in his angry eyes" (vv. 69-70). Que yo sepa, no ha sido comentada esta
nocion de la belleza aumentada por el enojo.
El madrigal de Cetina 381
quien inicio esta biisqueda," al declarar como modelo de Cetina un
villancico del Romancero general, cuyos primeros versos dicen asf:
Aunque con semblante airado
me mirais, ojos serenos,
no me negareis al menos,
ojos, que me habeis mirado.
Por mas que querais mostraros
airados para ofenderme,
lque ofens a podeis hacerme
que iguale al bien de miraros? (111-12)
De las semejanzas de forma y contenido resulta evidente que
existe una relacion estrecha entre los dos poemas, pero sus respectivas
fechas (Cetina murio antes de 1557, el Romancero se publico
por primera vez en 1604) aclaran que Cetina es el que inspiro al autor
anonimo. Aubrey Bell sefialo este y otros muchos errores de Cejador,
pero sin sugerir otra fuente.
Por estos mismos afios, Ramiro Ortiz avanzo como modelo de
Cetina el siguiente madrigal de Giovan Battista Strozzi il Vecchio
(1505-1571):
Lumi soavi e chiari,
se voi SIdolci e SIsereni siete,
onde SIfoschi amari
nembi d'angoscia havete,
che'n sen voi mi piovete a tutte l'hore?
Ma come arde il mio core
a gorghi e rivi tanti
e laghi in mezzo d'angosciosi pianti? (336-39)
Esta claro que hay coincidencias muy llamativas entre las dos
poesias: ambas empiezan evocando los luceros amados con la construccion
ojos + dos adjetivos; en ambas son identicos tres epftetos
empleados en los dos primeros renglones (chiari, dolci, sereni); en
ambos casos el segundo renglon comienza con la conjuncion si; en
los dos renglones iniciales predomina el sonido de las eses; y la forma
metrica es la misma, el madrigal, con la alternacion libre de versos
de siete yonce sflabas. Las diferencias son que Strozzi utiliza la metafora
lumi en lugar de occhi, su adjetivo soavi falta en Cetina, y el
3 Alfred Withers escribe en el mismo afto que Cejador (1923), pero cree que es
original el poema de Cetina (20).
382 Donald McGrady HR 65 (1997)
resto de su composicion desarrolla una idea muy distinta de la del
espafiol (el ininterrumpido llanto de la amada), y con imagenes diferentes
(el agua largamente asociada con ella, que contrasta brevemente
con el fuego en que arde su admirador). En resumidas cuentas,
el madrigal de Strozzi presenta toda una serie de caracteristicas comunes
con el de Cetina, y parece muy probable que haya influido en
el, aun cuando la critica posterior haya rechazado uniformemente
esta influencia propuesta por Ortiz. En vista de esta conclusion de
otros investigadores, nos conviene reservar nuestro juicio definitivo
sobre la influencia de Strozzi hasta ver si existen otros modelos mas
cercanos al poema de Cetina.
Al poco tiempo de escribir Ortiz y Cejador, E. Mele y N. Alonso
Cortes colaboraron en un estudio que rechaza las conclusiones de
uno y otro critico anterior, afirmando que el motivo de los ojos era
una constante en la poesia petrarquista, y que en efecto es imposible
encontrar un solo modelo inspirador entre tantos poemas que repiten
las mismas ideas y las mismas imageries. En apoyo de su posicion,
Mele y Alonso Cortes citaron varias otras composiciones en que distintos
bardos alaban los ojos de sus damas. Mas no convence esta
postura, pues ya hemos visto que el madrigal de Strozzi tiene importantes
rasgos en cormin con el de Cetina, y es mas facil explicar estas
coincidencias por influjo directo, 0 por un modelo cormin, que por
pura casualidad. El mismo Ortiz luego sefialo (1932, 350-56) que algunos
de los poemas citados por Mele y Alonso Cortes son posteriores
al de Strozzi, y por tanto han podido ser igualmente influidos
por el.
El debate sobre las fuentes de Cetina quedo suspendido durante
mas de 35 afios, hasta que en 1967 Ferdinando Maurino, un especialista
en poesia italiana, refute a Mele y Alonso Cortes, defendiendo
la influencia de Strozzi, y al mismo tiempo proponiendo como fuente
principal un poema (el mim, 63) de Angelo Poliziano (1454-1494), el
cual influiria asimismo en Strozzi. Dos afios despues, Maurino amplio
sus conclusiones sobre el madrigal de Cetina, pero modificandolas
fundamentalmente: ahora Maurino afirma que Strozzi no pudo influir
sobre Cetina porque el tema de su poesia no son los ojos de la amada;
tambien agrega otro rispetto spicciolato de Poliziano (el mim, 64)
como fuente de Cetina. Los dos rispetti que Maurino cree ser la inspiracion
de Cetina son los siguientes":
4 Cito las versiones presentadas por D. Delcomo Branca; las de Maurino ofrecen
ligeras variantes.
El madrigal de Cetina
Occhi leggiadri, 0 grazioso sguardo,
che fusti e primi che m'innamoraro,
occhi sereni, donde USCl quel dardo
che passo il core e non valse riparo,
occhi, cagion del foco in qual sempre ardo,
senza li quali el viver non m'e caro,
a voi ne vengo a dimandar se mai
sperar debbo merze di tanti guai!
383
Occhi che sanza lingua mi parlate
l' oneste voglie di quel santo core,
e sanza ferro in pezzi mi tagliate,
e sanza man mi tenete in dolore,
e sanza piedi a morte mi guidate
lieto sperando e cieco per amore:
se voi siate occhi e l'altre forze avete,
perche del foco mio non v'avedete? (186-87)
Aunque las afinnaciones de Maurino han sido aceptadas sin objecion
por el critico mas reciente, Begofia Lopez Bueno (245-47),
estimamos que estan totalmente equivocadas. Por de pronto, Maurino
repudia la influencia de Strozzi sin tener en cuenta ninguna de sus
coincidencias de forma y contenido con el madrigal espafiol; el unico
argumento que ofrece Maurino contra el influjo de Strozzi es que el
tema que trata no es el de los ojos-un dictamen manifiestamente
falso. Igualmente, la sola razon que alega Maurino para probar que
los modelos de Cetina son los dos poemitas de Poliziano, es que estos
tratan el tema de los ojos. Pero las unicas semejanzas formales entre
el rispetto 63 y elmadrigal de Cetina son el uso de la palabra occhi
en primer lugar, y el empleo del adjetivo sereni; en el rispetto 64, el
solo detalle comun se reduce al vocablo inicial. En cuanto a contenido,
los poemitas de Poliziano coinciden con el de Cetina en su
evocacion de los ojos que desprecian al amante, pero las imagenes
desarrolladas (el dardo que sale de los ojos en el mim, 63; los ojos
que sin lengua, cuchillo, manos 0 pies afectan tanto al amador en el
mim. 64) nada tienen que ver con la idea de Cetina de la relacion
entre la hermosura y el enojo. En resumidas cuentas, Maurino sostiene
que Poliziano influyo decisivamente sobre Cetina solo porque
el era (segun Maurino) el poeta mas renombrado por su cultivo del
asunto de los ojos de la amada.
Hayen los estudios de Maurino otras afinnaciones igualmente
desacertadas que conviene corregir; estas correcciones a su vez nos
384 Donald McGrady HR 65 (1997)
orientaran en la buena direccion para descubrir las verdaderas fuentes
de Cetina, y tambien de Strozzi y Poliziano. Declara Maurino
(1967, 187a; 1969, 363) que la poesia de los ojos fue invencion de
Poliziano, puesto que Petrarca nunca desarrollo tal motivo, y que
Poliziano fue asimismo el primero en unir el epiteto sereni a los ojos
de la amada. Nada mas lejos de la verdad: todo lector de Petrarca
sabe que este escribio una serie de tres canzoni dedicadas a los ojos
de Laura (las rimas 71-73), y que estas se llaman precisamente "le
canzoni degli occhi," 0 "le sorelle," nombre este que les dio el mismo
autor (Carducci y Ferrari 102). La fama de estas "rimas de los ojos" en
la epoca de Cetina puede juzgarse por la circunstancia de que el renombrado
poeta y profesor Benedetto Varchi escribio ocho lecciones sobre
ellas, que el leyo en Florencia en abril de 1545-fecha esta en que Cetina
estaba en ltalia. El aprecio en que se tienen estas tres rimas en nada ha
decaido a traves de los siglos; segun Carducci y Ferrari.
Se de' componimenti del Petrarca fu mai alcuno, il quale e di vaghezza e di
grazia e di meraviglia vincesse gli altri e trapassasse tutti quanti, queste tre
canzoni degli occhi sono quelle desse . . . E io porto ferma opinione che
nessun poeta in nessuna lingua facesse mai sopra un soggetto cotale ne pili
varia composizione di questa ne pili bella. . . Queste tre sorelle, che reine
dell'altre canzoni si possono chiamare, bastavano da se sole a far meritare
la corona al poeta. (102).
Las rime 71 a 73 son demasiado largas para citarlas enteras (constan
respectivamente de 108, 78 y 93 renglones), pero a continuacion
transcribimos de cada una los versos mas importantes para nuestro
proposito:
RIMA 71
Occhi leggiadri dov'Amor fa nido,
a voi rivolgo il mio debile stile
Principio del mio dolce stato rio,
altri che voi so ben che non m'intende.
Quando a gli ardenti rai neve divegno,
vostro gentile sdegno
forse ch'allor mia indegnitate offende.
Gift di voi non mi doglio,
occhi sopra '1mortal corso sereni,
El madrigal de Cetina
ne di lui ch'a tal nodo mi distrigne.
Luci beate e liete,
se non che '1veder voi stesse v' e tolto
rna Quante volte a me vi rivolgete
conoscete in altrui quel che voi sete.
Felice l'alma che per voi sospira,
lumi del ciel per li quali io ringrazio
la vita che per altro non m' ea grado,
Oi me, perche sf rado
mi date quel dond'io mai non son sazio?
Dico ch' ad ora ad ora,
vostra mercede, i' sento in mezzo l'alma
una dolcezza inusitada e nova,
la qual ogni altra salma
di noiosi pensier disgombra allora
si, che di mille un sol vi si ritrova:
quel tanto a me, non piu, del viver giova.
(vv. 7-8,22-26,49-51,57-60,67-71,76-82)
RIMA 72
Gentil mia donna, i'veggio
nel mover de' vostr' occhi un dolce lume,
che mi mostra la via ch' al ciel conduce;
Questa ela vista ch' a ben far m'induce
e che mi scorge al glonoso fine;
questa sola dal vulgo m'allontana,
Ne gia mai lingua umana
contar poria quel che Ie due divine
luci sentir mi fanno
Poi mi rivolgo a la mia usata guerra,
ringraziando natura e 'I df ch' io nacqui
empiendo d'un pensieralto e soave
quel core ond'hanno i begli occhi la chiave.
Quanta dolcezza unqu'anco
fu in cor d'aventurosi amanti, accolta
385
386 Donald McGrady
tutta in un loco a quel ch' i' sento enulla,
quando voi alcuna volta
soavemente tra '1bel nero e '1 bianco
volgete il lume in cui Amor si trastulla;
e gli occhi onde df e notte si rinversa
il gran desio per isfogare il petto,
che forma tien dal variato aspetto.
HR 65 (1997)
Certo il fin de' miei pianti,
che non altronde il cor doglioso chiama,
vien da' begli occhi al fin dolce tremanti,
ultima speme de' cortesi amanti.
Canzon: l'una sorella epoco inanzi,
e l'altra sento in quel medesmo albergo
apparecchiarsi, ond'io pili carta vergo.
(vv. 1-3,7-12,22-23,29-30,46-51,58-60,72-78)
RIMA 73
poi che Dio e Natura et Amor volse
locar compitamente ogni virtute
in quei be' lumi ond' io gioioso vivo,
e quando a morte disiando corro,
sol di lor vista al mio stato soccorro.
Come a forza di venti
stanco nocchier di notte alza la testa
a' duo lumi c' ha sempre il nostro polo,
COS! ne la tempesta
ch' i' sostengo d'amor gli occhi lucenti
sono il mio segno e '1 mio conforto solo;
I' non poria gift mai
imaginar, non che narrar, gli effetti
che nel mio cor gli occhi soavi fanno.
Tutti gli altri diletti
di questa vita ho per minori assai,
e tutte altre bellezze in dietro vanno.
(vv. 37-39, 44-51, 61-66)
El madrigal de Cetina 387
Por 10que atafie a la afirmacion de Maurino que Petrarca nunca
aplico el adjetivo sereni a los ojos de Laura, basta citar los siguientes
ejemplos: "occhi sopra 'I mortal corso sereni" (rima 71, v. 50) y "Ii
occhi sereni e le stellanti ciglia" (rima 200, v. 9). Los ojos de Laura
son elemento importantisimo en la poesia de Petrarca: la voz occhi
aparece mas de 250 veces (como se constata en.las Concordanze del
Canzoniere), y en una gran mayoria de los casos se alude 0 a los de
ella, 0 a los del poeta. Resulta evidente, entonces, que el motivo ocular
debe su origen a Petrarca, el vate que invento (0 que puso de
moda) las imageries, motivos y metaforas que habian de predominar
en la poesia europea durante siglos.
Es a Petrarca, pues, a quien Cetina-al igual que Strozzi y Poliziano-
debe su inspiracion originaria para su madrigal. Es apenas
posible que Cetina haya leido en PoIiziano la expresion occhi sereni,
pero no cabe duda que la conoceria antes en Petrarca. Es mas: mientras
que chiari nunca se asocia con occhi en Poliziano, tal combinacion
ocurre cuatro veces en las Rime de Petrarca (esto 10sabemos
por las concordanze de la poesia de ambos); de modo parecido, no
hay antecedentes para "dulce mirar" en PoIiziano, pero en Petrarca
hallamos dolce lume (rimas 11 y 72) y dolce sguardo (rime 183, 253
y 297). Por ultimo, nada tendria de raro que el enfasis de Cetina sobre
la ira de su dama proviniera de usos similares en Petrarca, sobre
todo "ne lagrima pero discese ancora / da' be' vostr' occhi, rna disdegno
et ira" (rima 44, vv. 13-14).
Resumiendo, esta fuera de duda que Cetina conocio el motivo de
los ojos desdefiosos de la amada en Petrarca, donde tiene gran importancia.
Los epitetos claros y serenos para describir los ojos tambien
son de inspiraci6n petrarquesca, "dulce mirar" tiene evidente
relaci6n con dolce lume y dolce sguardo, y la ira de la dama de Cetina
puede reflejar la de Laura. Estas influencias de Petrarca se concentran
en los versos 1, 2, 6 y 9 del madrigal, los cuales son ciertamente
los mas poeticos, El madrigal de Strozzi (que revela los mismos influjos
petrarquistas en sus dos renglones iniciales) comparte con el de
Cetina tantos rasgos fonnales, que parece obvio que es otro modelo
fundamental. En cambio, los rispetti 63 y 64 de PoIiziano no han
dejado ninguna huella peculiar en Cetina, ya que el motivo de los ojos
desdefiosos pero serenos se encuentra antes en Petrarca. Que sepamos,
el tema de Cetina-que su amada no es mas bella cuando esta
airada-es de su propia cosecha, 10mismo que su deseo final de estar
siempre con la dama, aun cuando ella 10menosprecie. El analisis de
388 Donald McGrady HR 65 (1997)
las deudas de Cetina sirve tambien para mostrar 10 que el tiene de
original: el madrigal de los "Ojos claros, serenos" hace un empleo
muy habil de motivos e imagenes petrarquistas, y los combina diestramente
con otras ideas menos difundidas para producir una composici6n
a la vez ingeniosa y de alta calidad estetica.
OBRAS CITADAS
Avalle-Arce, Juan Bautista. "Gutierre de Cetina, Galvez de Montalvo
y Lope de Vega." NRFH 5 (1951): 411-14.
Bell, Aubrey F. G. "Cetina's Madrigal." MLR 20 (1925): 179-83.
Calder6n de la Barca, Pedro. El alcalde de Zalamea. Ed. Jose Maria
Diez Borque. Madrid: Castalia, 1981.
Carducci, G., y S. Ferrari. Vease Petrarca.
Cejador, Julio. "El madrigal de Cetina." RHi 57 (1923): 108-14.
Cetina, Gutierre de. Sonetos y madrigales completos. Ed. Begofia
L6pez Bueno. Madrid: Catedra, 1981.
Diaz-Plaja, Guillermo. La poesia lirica espanola. 2a ed. Barcelona:
Labor, 1948.
Encina, Juan del. Eglogas completas. Ed. Humberto L6pez-Morales.
Madrid: Escelicer, 1968.
G6ngora, Luis de. Obras completas. Ed. Juan e Isabel Mille y Gimenez.
6a ed. Madrid: Aguilar, 1972.
L6pez Bueno, Begoria, Gutierre de Cetina, poeta del Renacimiento
espaiiol; Sevilla: Diputaci6n Provincial, 1978.
Maurino, Ferdinando D. "Di Giacomo's Uocchie de suonno, nire: A
Modem villanella Theme." PMLA 82 (1967): 185-90.
--. "The Theme of the Eyes: Poliziano as a Source of Cetina." HR
37 (1969): 362-69.
Mele, Eugenio, y Narciso Alonso Cortes. Sobre los amores de Gutierre
de Cetina y su famoso madrigal. Valladolid: Imprenta Provincial,
1930.
Ortiz, Ramiro. "Per la fortuna di un motivo madrigalesco italiano in
Ispagna e in Rumania." Studi critici in onore di G. A. Cesareo.
Palermo: Priulla, 1924,292-300; reimpreso (con Iigeros retoques)
en Varia romanica. Florencia: La Nuova Italia, 1932, 336-43.
--. "Madrigali d'Italia e di Spagna." Idem., pp. 344-62.
Petrarca, Francesco. Le rime. Ed. Giosue Carducci y Severino Ferrari.
Florencia: Sansoni, 1899; reimpreso 1972.
El madrigal de Cetina 389
--. Concordanze del Canzoniere di Francesco Petrarca. Florencia:
Accademia della Crusca, 1971.
Poliziano, Angelo. Rime. Ed. Daniela Delcomo Branca. Florencia:
Accademia della Crusca, 1986.
--. Concordanze delle poesie italiane. Florencia: Cesati, 1986.
Shakespeare, William. The Riverside Shakespeare. Ed. G. Blakemore
Evans. Boston: Houghton Mifflin, 1974.
Tomer, Eduardo M. Lirica hispdnica, Madrid: Castalia, 1966.
Vega, Lope de. Arcadia. Ed. Edwin S. Morby. Madrid: Castalia, 1975.
--. Peribtiiiez y el Comendador de Ocana. Ed. Felipe B. Pedraza
Jimenez. Barcelona: PPU, 1988.
Withers, Alfred Miles. The Sources of the Poetry of Gutierre de Cetina.
Philadelphia: Westbrook, 1923.
Comments
  • Recommend Us